Hoy es un día para hablar de esos misteriosos seres que habitan nuestras casas y que muchas veces envidiamos por lo tanto que pueden dormir. Exacto, los felinos. Hablemos de los gatos y de algo en particular: su alimentación. ¿Cuántas veces al día deberían comer? ¿Solo ración seca? ¿Cualquier ración? ¿Qué pasa si son castrados? Trataremos de resolver esas preguntas en este posteo.

Entre los principales factores en la alimentación, está la edad, aunque también juegan el peso y la actividad física.

Los primeros meses

Cuando los gatos son unos bebés pero ya se han destetado de su madre (por lo general es a los dos meses), es importante que mantengamos la leche en su dieta, mientras vamos acostumbrándolos  a otros alimentos. He leído en algunos sitios que recomiendan mantener el lácteo hasta los tres meses, pero antes de tomar una decisión, consultaría con el veterinario de confianza, porque cada gato es cada gato.

En ese período de adaptación, lo bueno es darles la ración (elegir una variedad para cachorros) en porciones pequeñas entre cuatro o cinco veces al día. Más o menos unos 5 gramos, y si vemos que se les dificulta comer la ración seca, es bueno humedecerlo con un caldo de proteína de carne sin ningún tipo de condimento.

Conforme pasan los meses vamos aumentando la cantidad de comida paulatinamente. Más o menos desde los cuatro meses, hay que llegar a los 10 gramos por porción. Cuando esté en los seis, lo ideal es reducir la cantidad de porciones a tres, cada una de entre 20 y 30 gramos.

El gato adulto

Una vez tu gato se hace mayor, al año, hay que darle dos porciones por día y, ahí sí, a tener en cuenta el peso y la actividad física.

No es necesario decir lo importante que es que potencies el juego en tu felino, pero entendiendo que cada uno tiene su personalidad, puede pasar que tengas un gato más o menos sedentario. En cualquiera de los casos, es bueno controlar el peso para saber si debemos reducir o aumentar la dosis.

Por lo general, las raciones que compramos vienen con una tabla que establece la porción indicada dependiendo el gato. Pero por si las dudas, es bueno que sepas que un gato de 2 kilos deberá comer entre 30 y 40 gramos de comida seca al día, uno de 5 kilos debería comer hasta 100 gramos y no menos de 70, y uno de 7 kilos, debería alimentarse con hasta 140 gramos al día.

Los gatos castrados:

Para empezar con este apartado, quería contarles que tengo 25 años y hasta los 18 no pasé un día de mi vida sin gatos. A esa edad me vine a Montevideo y se hizo más difícil, pero en la casa de mi familia, en Melo, siguen con la vida gatuna pululando por los jardines. En una vida de gatos (mi abuela llegó a tener 22 gatos en campaña y todos con nombres y cariño), lo cierto que en mi familia hemos tenido que pasar por situaciones no tan gratas y aprender por experiencia que no toda ración es la más adecuada. Por lo menos no cuando están castrados. 

Sí, la esterilización es beneficiosa en cuanto al carácter del animal y, por ende, para la convivencia pacífica con nuestra mascota, perocastración  es importante saber que implica un cuidado extra a la hora de la alimentación, para evitar que no se obstruyan las vías por cálculos urinarios. El cuidado está en dos pasos: controlar que beba mucha agua fresca, eso lo podés hacer asegurándote de cambiar su pote todos los días, para, en consecuencia, controlar que mueva sus riñones. Lo segundo es asegurarte que le das una comida seca que sea rica en proteína y fibras -esto ayuda a evitar que engorden-, pero que también sean consistentes, que pierdan poca miga. Si ves que tu gato está con problemas para orinar, además de consultar al veterinario, debes saber que vienen variedades de comida específicas para estos problemas.

 

1
Dudas? Whatsapeanos :)
Powered by

¡ Gracias por suscribirte a nuestro Newsletter !